domingo, 30 de mayo de 2010

Evaluación de los Aprendizajes: Conceptos básicos

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL

“SIMÓN RODRÍGUEZ”

NÚCLEO LOS TEQUES



UNIDAD I: CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE EVALUACIÓN DE LOS APRENDIZAJES

PARTICIPANTES:

ARTEAGA, Sharom

C.I: 14.852.229

BARRERA, Ninoska

C.I: 12.210.751

PARRA, Licet

C.I: 15.756.727

RAMIREZ, Leonor

C.I: 10.278.797

RAMIREZ, Yusmeli

C.I: 18.322.809

LOS TEQUES, Mayo 2009


INTRODUCCION

En el siguiente trabajo informativo se da a conocer algunos puntos importantes sobre la evaluación educativa, conceptos, modelos, tipos, clasificación, principios, objetivos, criterios, ámbitos y niveles. Estos prototipos de evaluación nos servirán de gran ayuda para una futura apreciación en cuanto al nivel educativo del individuo.

Se hablara sobre la importancia de la evaluación en general, según algunos autores consideran que la evaluación es una capacidad natural del hombre que puede ser desarrollada y perfeccionada tomando en cuenta la evaluación como mecanismo regulador que permita verificar el grado en el cual las metas propuestas se hayan logrado.

Se explicara también la diferencia entre evaluación, calificaciones y las técnicas que deben ser utilizadas por el docente que a su vez debe reflexionar sobre la importancia de cada elementos y de cada paso en el proceso de evaluación, pues debe cumplirse de modo adecuado para que el sistema enseñanza – aprendizaje funcione de modo eficiente.

.

EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DE EVALUACIÓN

La evaluación es una necesidad humana, sin la cual la existencia del hombre no tendría sentido ni dirección.

Sin embargo, la evaluación también es una labor muy compleja relacionada con muchos elementos, aspectos, facetas que requieren conocimientos teóricos, técnicos, metodológicos, actitudes y valores. Las actitudes y valores que deben observar un docente apuntan hacia el respeto y la aceptación de si mismo y de los demás como personas dignas, libres y autónomas.

Según el alemán F. Nietzshe referida por Echeverría (1996): La evaluación representa una necesidad humana, porque sin la capacidad de emitir juicios, la existencia del hombre estaría vacía, no tendría sentido. Los juicios propios y los ajenos nos brindan ciertos criterios básicos (que define lo bello, bueno, justo, etc. y sus contrarios), a través de los cuales transcurre nuestra existencia, además brindan la dirección desde la cual los individuos se transforman a si mismo con mayor certidumbre en el futuro.

Algunos autores consideran que la evaluación es una capacidad natural del hombre que puede ser desarrollada y perfeccionada. Esta capacidad se ha puesto de manifiesto a través de toda la historia de la humanidad. Además representa una necesidad porque constituye un mecanismo regulador y retroalimentador en la vida del ser humano, esto es según Valbuena A. (1987).

La evaluación como mecanismo regulador permite verificar el grado en el cual nuestras metas propuestas se han logrado. El proceso regulador de la evaluación plantea ciertas exigencias individuos conscientes de las tareas que realizan, deseoso del ser bien las cosas.

Rotger, B. (1989), plantea que las personas generalmente utilizan la evaluación en forma inconsciente, expresan opiniones, hacen declaraciones y juicios sin conocimientos y objetivos claros sobre el aspecto referido.


Modelos de Evaluación

El propósito de la evaluación tal como se utiliza con mas frecuencias en los sistemas educativos existentes, consiste en sobre todo en la clasificación de los estudiantes y esta destinada a descubrir aquellos que han fracasado (DOF), aquellos que han tenido éxito (AOB), y aquellos que se han limitado a salir del paso (c).

Tal como se emplean comúnmente en las escuelas, las pruebas y otras formas de evaluación contribuyen en escasas medidas al mejoramiento de las enseñanzas sirven para asegurar que todo (o casi todos) aprenden lo que el sistema escolar considera como tareas y metas importantes del proceso educativo. La intención de esta obra es presentar una imagen más amplia de la evaluación y su lugar en las tareas educativas.

La evaluación es la reunión sistemática de evidencias a fin de determinar si en realidad se producen ciertos cambios en los alumnos y establecer también el grado de cambio en cada estudiante.


Proceso Evaluativo

En todo proceso evaluativo podemos distinguir una serie de pasos y elementos.







Analizando el esquema anterior, podemos advertir que la evaluación lleva implica la comparación. El sujeto evaluador debe comprar el objeto evaluado con el criterio o normativo establecidos, el cual determina las características deseables o esperadas del objeto de evaluación. Este criterio orienta el proceso de recolección de información, plantea que tipo de información y con que tipos de procedimientos podemos obtenerlas. Una vez recaudada la información permitente, debemos considerar si el objeto de evaluación satisfacer los requisitos establecidos en los criterios correspondientes.


Ejemplo:

Se le pide a un docente que proceda a evaluar un juguete didáctico dirigido a niños preescolares.

En primer lugar, el docente debe tener claro que es lo que se va evaluar y para que. En este caso el docente va a establecer la utilidad y resistencia de un juguete didáctico para niños de 3 a 6 años. Una vez que clarificas el objeto de la evaluación, debe proceder a las búsquedas de la información necesaria sobre la utilidad y resistencia del juguete. El docente puede, entre otras cosas, revisar el juguete, tocarlo, golpearlos, tratar de desarmarlo, meterlo al agua, etc.

También puede entregarlo al niño y observar comportamiento de estos con el juguete, conversar con maestras de preescolar y pedir su opinión. Una vez obtenida la información, debe proceder a interpretarla, comparando el objeto con los criterios establecidos. En este momento del proceso debe formular el juicio correspondiente, un ejemplo de juicio podría ser: el juguete cumple con los criterios, es decir, es útil, y resistente al uso, o su contrario. En congruencia con el juicio se tomaran las decisiones pertinentes.

Como se puede advertir en el proceso evaluativo es muy importante el cumplimiento de cada uno de sus pasos y la consideración de cada unos de sus elementos. Cuando evaluamos no estamos hablando de un hecho puntual o un acto singular, si uno de un conjunto de pasos que se condicionan de modo mutuo y secuencial.

Uno como futuros docentes no puede confundir evaluación con calificaciones o con técnicas utilizadas. Y si deseamos saber de que manera estamos conduciendo el proceso; debemos analizar, que tal vamos, al dar cada uno de los pasos que debemos dar. De esta forma, tendremos siempre en cuenta que la condición principal es que los distintos componentes del proceso sean congruentes entre si.

Por eso el docente debe reflexionar sobre la importancia de cada elementos y de cada paso en el proceso de evaluación, pues todos deben cumplirse de modo adecuado para que el sistema enseñanza – aprendizaje funcione de modo eficiente.


Implicaciones Educativas en el Proceso Evaluativo

Para analizar las diversas implicaciones del proceso evaluativo en el ámbito educativo, es valido reflexionar sobre la base de cuatro aspectos:


La Evaluación

Implica una interrelación entre sujeto y objeto de evaluaron: esto significa que, el evaluador requiere aprenderlo para conocerlo y procurar la suficiente información sobre ello, orientándose por los criterios preestablecidos como parte del proceso.

Ahora bien, debemos considerar que la relación sujeto cognoscente (evaluador) y objeto (evaluado), es bidireccional y reciproca, es decir, el evaluador influye en el objeto evaluado, como el objeto evaluado influye en el sujeto evaluador.

El sujeto evaluador o sea el docente tiente conocimientos, experiencias, valores que de algún modo influyen en el proceso interactivo. Pero el objeto (alumno) a su vez también influye en la percepción y valoración del docente (sujeto) evaluador.


El Proceso Evaluativo debe Producir Juicios Validos y Fundados:

v Para clarificar estos aspectos utilizaremos los planteamientos del autor Echeverría (1996): Este autor considera los juicios como veredictos cuya validez depende de la autoridad que tengan las personas para hacerlos. No es lo mismo el juicio de un arbitro, en un deporte cualquiera, sobre una jugada que el de un aficionado. Se supone que el árbitro tiene los conocimientos, experiencias y la autoridad para emitir juicios validos en su campo de competencias.

v La fundamentacion de un juicio esta basada en la cantidad y calidad de la información que le sirve de base. La fundamentacion de un juicio remite a la experiencia, datos y conocimientos acumulados a lo largo del tiempo en el cual se recabo información.


El Acto Evaluativo

El Acto Evaluativo desencadena acciones futuras que pueden tener consecuencias positivas o negativas, tanto para los entes involucrados como para el propio sistema.

La mayoría de los teóricos e investigadores están de acuerdo en que la finalidad de la evaluación es la mejora de la realidad evaluada. Este hecho lleva a concluir que, la evaluación de los aprendizajes no debe concebirse como una simple calificación, comprobación o control.

Es bueno recordar que en nuestro sistema educativo esta muy apegado a sistema tradicional de exámenes, pruebas y calificaciones sin ver los efectos negativos que ejerce este tipo de evaluación son muy fuertes. Muchas veces las notas negativos frustran al sujeto tanto así, que terminan por afectar su autoestima y motivación al estudio. Este es un gran aspecto que atentan contra los más altos objetivos del sistema educativo.

Según los planteamientos de Rotger (1989) para clarificar las fuerzas negativas y positivas que pueda ejercer la evaluación:

Para utilizar positivamente la valuación, el docente debe calificar su concepción del aprendizaje y el papel que dentro del ocupa la evaluación. También debe conocer el manejo de diversos técnicas e instrumentos que le permitan su utilización oportuna y coherente en los diversas momentos del proceso enseñanza – aprendizaje.

Las fuerzas negativas de la evaluación plantel la responsabilidad y dificultad que supone emitir juicios de valor sobre el comportamiento de los sujetos y las consecuencias que puede producir en los agentes involucrados. Estas fuerzas negativas de la evaluación a parecer asociada al carácter sancionador y enjuiciador del proceso evaluativo.

La evaluación puede convertirse en una gran fuerza positiva si provee oportunamente a los individuos involucrados, la información que los ayude a conocerse mejor, corregir sus fallas, para reorientar en forma mas afectivas sus esfuerzos y capacidades.


La Evaluación, desde una Perspectiva Educativa, esta Integrada en el Proceso Enseñanza – Aprendizaje:

v La evaluación constituye una acción que se realiza parcialmente, de forma implícita al mismo proceso didáctico, su atribución nos permite ajustar dicho proceso: corregir, ampliar y en fin, redactarlo a determinarlo ámbito escolar.

En un sistema tradicional de enseñanza, la evaluación se concibe como un proceso marginal o enquistado, pero no vinculado a la dinámica del proceso enseñanza – aprendizaje. Las evaluaciones son momentos puntuales.

En los cuales el docente aplica exámenes o pruebas para poder calificar el desempeño de los alumnos, pero nada varia entre el antes de evaluar y después de hacerlo. El docente en este sistema tradicional se limita, a corregir, asignar notas y archivar registros. No hay análisis de los resultados obtenidos, por lo tanto, el proceso de enseñanza. Sigue su marcha rutinaria y pautada previamente.

Esta evaluación de enseñanza – aprendizajes produce temor y rechazo en los sujetos, en especial en los alumnos que la perciben como una exigencia sujeta a criterios externos extraños a sus propias experiencias y que deben tratar de superar de cualquier forma.

Según Gimeno Sacristán (1990) expresa que la evaluación se ha transformado en una evaluación externa al propio proceso de enseñanza – aprendizaje, sin relaciones con él y por lo tanto resulta de un momento didáctico y expuesto a los demás aspectos y elementos didácticos sin poder de fecundación sobre esos elementos.


TIPOS DE EVALUACIÓN EDUCATIVA

v Diagnostica

Determinar fortalezas y limitaciones en los estudiantes

Función primordial: Ubicar/ clasificar

Inicio del curso

v Formativa

Pruebas, informes escritos y orales, asignaciones, actividades de “assessment”

Función primordial: Dar seguimiento/control de calidad

Durante el curso

v Sumativa

La suma total de los resultados de todas las pruebas y medios de evaluación en el curso.

Función primordial: Calificar/Promoción

Final del curso


CLASIFICACION DE ACUERDO A DISTINTOS CRITERIOS

Esta clasificación atiende a diferentes criterios. Por tanto, se emplean uno u otro en función del propósito de la evaluación, a los impulsores o ejecutores de la misma, a cada situación concreta, a los recursos con los que contemos, a los destinatarios del informe evaluador y a otros factores.


Según su Finalidad y Función

v Función Formativa: la evaluación se utiliza preferentemente como estrategia de mejora y para ajustar sobre la marcha, los procesos educativos de cara a conseguir las metas u objetivos previstos. Es la más apropiada para la evaluación de procesos, aunque también es formativa la evaluación de productos educativos, siempre que sus resultados se empleen para la mejor de los mismos. Suele identificarse con la evaluación continua.

v Función Sumativa: suele aplicarse más en la evaluación de productos, es decir, de procesos terminados, con realizaciones precisas y valorables. Con la evaluación no se pretende modificar, ajustar o mejorar el objeto de la evaluación, sino simplemente determinar su valía, en función del empleo que se desea hacer del mismo posteriormente.


Según su Extensión

v Evaluación Global: se pretende abarcar todos los componentes o dimensiones de los alumnos, del centro educativo, del programa, etc. Se considera el objeto de la evaluación de un modo holístico, como una totalidad interactuante, en la que cualquier modificación en uno de sus componentes o dimensiones tiene consecuencias en el resto. Con este tipo de evaluación, la comprensión de la realidad evaluada aumenta, pero no siempre es necesaria o posible. El modelo más conocido es el CIPP de Stufflebeam.

v Evaluación Parcial: pretende el estudio o valoración de determinados componentes o dimensiones de un centro, de un programa educativo, de rendimiento de los alumnos, etc.


Según los Agentes Evaluadores

v Evaluación Interna: es aquella que es llevada a cabo y promovida por los propios integrantes de un centro, un programa educativo, etc. A su vez, la evaluación interna ofrece diversas alternativas de realización: autoevaluación, heteroevaluación y coevaluación.

Autoevaluación: los evaluadores evalúan su propio trabajo (un alumno

su rendimiento, un centro o programa su propio funcionamiento, etc). Los roles

de evaluador y evaluado coinciden en las mismas personas.

Heteroevaluación: evalúan una actividad, objeto o producto, evaluadores distintos a las personas evaluadas (el Consejo Escolar al Claustro de profesores, un profesor a sus alumnos, etc.)

Coevaluación: es aquella en la que unos sujetos o grupos se evalúan mutuamente (alumnos y profesores mutuamente, unos y otros equipos docentes, el equipo directivo al Consejo Escolar y viceversa). Evaluadores y evaluados intercambian su papel alternativamente.

v Evaluación Externa: se da cuando agentes no integrantes de un centro escolar o de un programa evalúan su funcionamiento. Suele ser el caso de la "evaluación de expertos". Estos evaluadores pueden ser inspectores de evaluación, miembros de la administración, investigadores, equipos de apoyo a la escuela, etc.

Estos dos tipos de evaluación son muy necesarios y se complementan mutuamente. En el caso de la evaluación de centro, sobre todo, se están extendiendo la figura del "asesor externo", que permite que el propio centro o programa se evalúe a sí mismo, pero le ofrece su asesoría técnica y cierta objetividad por su no implicación en la vida del centro.

Según el Momento de Aplicación

v Evaluación Inicial: se realiza al comienzo del curso académico, de la implantación de un programa educativo, del funcionamiento de una institución escolar, etc. Consiste en la recogida de datos en la situación de partida. Es imprescindible para iniciar cualquier cambio educativo, para decidir los objetivos que se pueden y deben conseguir y también para valorar si al final de un proceso, los resultados son satisfactorios o insatisfactorios.

v Evaluación Procesual: consiste en la valoración a través de la recogida continua y sistemática de datos, del funcionamiento de un centro, de un programa educativo, del proceso de aprendizaje de un alumno, de la eficacia de un profesor, etc. a lo largo del periodo de tiempo fijado para la consecución de unas metas u objetivos. La evaluación procesual es de gran importancia dentro de una concepción formativa de la evaluación, porque permite tomar decisiones de mejora sobre la marcha.

v Evaluación Final: consiste en la recogida y valoración de unos datos al finalizar un periodo de tiempo previsto para la realización de un aprendizaje, un programa, un trabajo, un curso escolar, etc. o para la consecución de unos objetivos.


Según el Criterio de Comparación

Cualquier valoración se hace siempre comparando el objeto de evaluación con un patrón o criterio. En este sentido, se pueden distinguir dos situaciones que la referencia sea el propio sujeto (sus capacidades e intereses, las metas que se había propuesto alcanzar, considerando el tiempo y el esfuerzo invertidos por el sujeto, y teniendo en cuenta sus aprendizajes previos) o cualquier otro objeto de la evaluación en si mismo (las características de partida de un programa, los logros educativos de un centro en el pasado, etc.), estaremos empleando la autoreferencia como sistema.

En el caso de que las referencias no sean el propio sujeto, centro, programa, etc., lo que se conoce como heteroreferencia, nos encontramos con dos posibilidades.

Referencia o Evaluación Criterial

Aquella en las que se comparan los resultados de un proceso educativo cualquiera con los objetivos previamente fijados, o bien con unos patrones de realización, con un conjunto de situaciones deseables y previamente establecidas. Es el caso en el que comparamos el rendimiento del alumno con los objetivos que debería haber alcanzado en un determinado plazo de tiempo, o los resultados de un programa de educación compensatoria con los objetivos que éste se había marcado, y no con los resultados de otro programa.

Referencia o Evaluación Normativa

El referente de comparación es el nivel general de un grupo normativo determinado (otros alumnos, centros, programas o profesores). Lo correcto es conjugar siempre ambos criterio para realizar una valoración adecuada, aunque en el caso de la evaluación de alumnos, nos parece siempre más apropiada la evaluación que emplea la autorreferencia o la evaluación criterial. El empleo de uno u otro tipo de evaluación dependerá siempre de los propósitos de la evaluación y de su adecuación al objeto de nuestra evaluación.


PRINCIPIOS, OBJETIVOS Y CRITERIOS DE LA EVALUACIÓN EDUCATIVA

Considerada la evaluación como un proceso amplio, presente a lo largo de todo el proceso de enseñanza, fines y objetivos, la selección de los medios y métodos, su organización y los mismos procedimientos de evaluación, deben ser objeto de un juicio antes de la toma de decisiones.

Así, debe considerarse a la evaluación como "un proceso continuo, que todo lo penetra y que responde a la necesidad de formular juicios sobre y a cada nivel del proceso educativo.

Así concebida la evaluación permite verificar el cumplimiento de los objetivos, apreciar el rendimiento de los alumnos, convalidar una estrategia pedagógica, un método o un material. Esto significa que la evaluación no solo es un balance, sino un sistema de regulación del acto pedagógico.

Durante muchos años la evaluación educativa presentaba un objetivo único que era la clasificación (calificación), esto nos obliga, hoy, a delimitar cuatro problemas:

v Establecer la importancia de los conceptos de sistematización y continuidad de la evaluación, debido a que es imprescindible conocer y hacer conocer los niveles alcanzados durante el proceso, como forma de retroalimentación y optimización del programa y la tarea docente. Esta adecuación de la enseñanza al ritmo de aprendizaje de los alumnos recibe el nombre de evaluación continua.

v Reconocer la dificultad para el establecimiento de un sistema de medidas, que sirve de referencia para permitirnos emitir un juicio de valor o una calificación. Para lo cual nos podemos manejar con una comparación en relación a una norma (tabla, escala, etc.) o la evaluación en relación a un criterio fijado de antemano, luego de un preciso establecimiento de él o los objetivos, estableciendo el grado de actuación o desarrollo alcanzado por el alumno.

v Observar el ámbito de aplicación de la evaluación, en relación a si está realizada por personas implicadas directamente en el proceso educativo (Evaluación interna) o es realizada con intervención personal o institucional externa (Evaluación externa).

v Establecer el grado de responsabilidad y participación que se le otorga al alumno en el proceso de la evaluación, entre la heteroevaluación y la autoevaluación.


La Evaluación Pedagógica Presenta Según J. M. de Ketele los Siguientes Objetivos:

v Controlar el cumplimento de las normas, o sea hacer un balance de los objetivos terminales.

v Clasificar dentro de los grupos.

v Hacer un balance de los objetivos intermedios.

v Hacer un diagnóstico, para permitir tomar decisiones de ajuste de los programas.

v Elaborar subgrupos.

v Seleccionar.

v Predecir un resultado.

La evaluación no es ni puede ser apéndice de la enseñanza. Es parte de la enseñanza y del aprendizaje. En la medida en que un sujeto aprende, simultáneamente evalúa: discrimina, valora, critica, opina, razona, fundamenta, decide, enjuicia, opta... entre lo que considera que tiene un valor en sí y aquello que carece de él. Esta actividad evaluadora, que se aprende, es parte del proceso educativo, que como tal es continuamente formativo.

Si la evaluación no es fuente de aprendizaje, queda reducida a la aplicación elemental de técnicas, reduciendo u ocultando procesos complejos que se dan en la enseñanza y en el aprendizaje. La evaluación educativa es aprendizaje y todo aprendizaje que no conlleve autoevaluación de la actividad misma del aprender, no forma.


CONCLUSIÓN

Se puede decir que la evaluación permite verificar si se cumplió o no el objetivo deseado y al mismo tiempo se puede apreciar el rendimiento de los alumnos. Esto significa que la evaluación no solo es un balance, sino un sistema de regulación del acto pedagógico

Una de las razones más importantes de evaluar es enseñar a formar siempre y cuando esta sea de modo objetivo, formativo, estructurado, relevante, emancipadora, etc., porque de lo contrario es preferible no practicarla.

En toda evaluación educativa es necesario hacer uso de instrumentos y técnicas emergentes correctas, ya que la mala selección puede conducir a costosos errores, la intención es que facilite un desarrollo progresivo en el logro de los objetivos y de este modo avanzar y construir una educación de calidad, como meta final.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

CARBALLO, R. (1990): (pp.423-431). "Evolución del concepto de evaluación: desarrollo de los modelos de evaluación de programas"

DE MIGUEL, M; MORA, J.G. y RODRIGUEZ ESPINAR, S. (1991). La evaluación de las Instituciones Universitarias. Secretaría General del Consejo de Universidades.

GARCIA RAMOS, J.M. y PÉREZ JUSTE, R.(1989): Vol. 2. (1992). ENCYCLOPEDIA OF EDUCATIONAL RESEARCH. Diagnóstico, evaluación y toma de decisiones.

GONZÁLEZ SOLER, A. (1994): pp. 315-327. "Análisis de las 77 medidas propuestas por el MEC para incrementar la calidad de la educación".

Revista Iberoamericana de Educación Principal OEI

3 comentarios:

YOULING dijo...

participante. youling garcia, pude leer la informacion de evaluacion!, me gustaria saber si por este medio se entregaran los resumenes y esquemas?. GRACIAS...

ivon lugo de cartaya dijo...

Evolución
Según la literatura especializada comienza su práctica en China imperial (siglo III A.C.), con la finalidad de realizar pruebas para medir habilidades (arco y caligrafía) y prácticas académicas para combatir el nepotismo entre otras. Posteriormente en el siglo XIX tiene su auge mediante la creación de exámenes como medio de selección para el sistema educacional, el servicio civil o funcionario y en las industrias con el fin de medir los rendimientos de producción.
Pero es el siglo XX que es adoptado por el mundo educativo, con el principal objetivo de orientar en la toma de decisiones en la escuela y como medio para ingresar al sistema educativo y a las diversas oportunidades en la vida
Podemos decir que más que evolución del concepto de educación este ha experimentado transformaciones y adaptaciones a través del tiempo. Pues de una “evaluación” para juzgar el valor de las cosas, hemos pasado a una “evaluación” que mediante un proceso sistemático que incluye entre otros; la observación, la recolección de datos y el diagnostico se facilita la toma de decisiones; abarcando tanto el proceso como el resultado del aprendizaje, incluyendo los aspectos cualitativos como cuantitativos, del objeto u hombre motivo de estudio o análisis.
Para Álvarez Méndez (2008) “Evaluar con intención formativa no es igual a medir ni a calificar…tampoco es clasificar ni es examinar ni aplicar test” por su parte Zabalza (2001) hace mención que “en la evaluación se debe tender hacia procesos de evaluación más gratificantes y satisfactorios para todos”
La evaluación es una necesidad humana, sin la cual la existencia del hombre no tendría sentido ni dirección. Esto se fundamenta en lo que afirma el Alemán Friedrich W. Nietzsche y a la que hace referencia El Dr. Javier Echeverría 1996 quien articula en una persona el paradigma de pensador cuando cita “La evaluación representa una necesidad humana, porque sin la capacidad de emitir juicios, la existencia del hombre estaría vacía, no tendría sentido”.
En el mismo orden de ideas, del propio temario de este Blog se desprende según una cita de (Valbuena A. 1987). “Que la evaluación se desarrolla y se perfecciona por la capacidad natural del hombre y que además representa una necesidad, ya que constituye una dispositivo regulador y retro-alimentador en la vida del ser humano”
Por otra parte la evaluación debe cumplir con muchos objetivos y/o parámetro por tal motivo esta debe ser:
 Amplia: que tome en cuenta todos los elementos implicados en los procesos de enseñanza y de aprendizaje.
 Flexible: que se adapte a los diferentes aspectos a evaluar.
 Diversa: que permita utilizar diversas técnicas e instrumentos, lo mismo que dé lugar a la participación de diferentes personas.
 Continua: que haga referencia a todo el proceso
Podemos citar que los cambios más importantes en la evaluación a través del tiempo se podrían resumir así:
 La evaluación debe realizarse entonces considerando:
Aprendizajes esperados
Actividades.
Indicadores
 El incremento en el rango de las capacidades, habilidades y actitudes que se evalúan.
 En la ampliación del instrucciones, instrumentos y procedimientos de evaluación.
 Se enfatiza la importancia de la retroinformación que la evaluación puede dar al proceso formativo.
 Se acepta la participación de otros agentes -además del profesor- en la evaluación, principalmente la del propio alumno y de sus compañeros (autoevaluación, evaluación de pares).
 El profesor pasa a tomar un rol más activo:
Planifica sus evaluaciones con más orientación pedagógica que reglamentaria
Conviene con los alumnos sobre procedimientos evaluativos y formas de aplicarlos, dentro de disposiciones reglamentarias menos rígidas
Atiende a necesidades e intereses individuales; aplica criterios formativos en forma flexible.
Como colofón y para su reflexión dejamos el siguiente concepto. “la evaluación se da naturalmente como parte del quehacer diario y no se considera una interrupción molesta del proceso de aprender” (ISLA, 2008)

ivon lugo de cartaya dijo...

CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE EVALUACIÓN EDUCATIVA

Bases conceptuales: Conceptos de:

Educación
Proceso de formación y/o conductual, donde se aplican una serie de habilidades y valores, que producen cambios intelectuales, emocionales y sociales en el individuo, que a su vez se materializan con la socialización de estos para un mejor vivir.
Currículo.
Es el contenido o el área de la materia, las ideas, habilidades, y conceptos que se les enseña a los alumnos en áreas particulares de la materia, como matemática, o artes del lenguaje. El currículo describe lo que los alumnos aprenden.
Instrucción.
Describe los métodos de enseñanza y actividades de aprendizaje que el maestro utiliza para presentar el currículo. Un maestro tiene muchas maneras diferentes de enseñar a los estudiantes un tema o una unidad. La instrucción describe como los educadores enseñan el currículo.
Evaluación
A nivel sistemático la evaluación educativa tiene como finalidad conocer de forma sistemática cuáles son los logros conseguidos en el período lectivo, dichos objetivos responden a cambios duraderos en la conducta o los conocimientos de los sujetos.
RESUMEN:
Concatenar estos cuatro (4) conceptos, resumirlos en un párrafo para que tenga una idea global no es materia fácil, sin embargo organizando, interpretando y dándole comprensión a la información recabada lo hemos logrado. En tal sentido podemos decir:
Que cuando hablamos de EVALUACIÓN educativa o en la EDUCACIÓN, nos referimos a la práctica evaluadora en la escuela y de la evaluación basada en el CURRÍCULO, aplicando las INSTRUCCIONES esenciales previamente concebidas o pautadas en el mismo currículo, con el objetivo de detectar las necesidades del alumno o participante a través de procedimientos formales e informales, ligados a la perspectivas para el diagnostico y tratamiento de los problemas en el aula para una mejor interacción alumno maestra.
Ivon Lugo de Cartaya. 6121548
Odalys Guevara. 17928823
Amada Jiménez. 10283135